Posteado por: Carli C4 | enero 12, 2011

Dédalo

Dédalo

Tu beso es esa entelequia de desierto y cierto río,
atravesando la sed mandria de tu amor impío.
Y el desvió de tus ojos me ha hecho orate de tu vista,
exudando los deseos execrables de conquista.

Vate de sueños y risas me he vuelto al rimar futuro,
con acentos dadivosos sobre este presente duro.
Y seguro a parasangas andas calculando al viento,
sin palpar la sencillez de lo que por ti yo siento.

El tiempo dirá si fue vesania o cruel insistencia,
eterna mi voluntad, o simple delitescencia.
Aunque mi paciencia avance como almocrebe en la noche,
las piernas de mi pasión se agotarán de reproche.

Mi dédalo inentendible como esa espiral de muecas,
gestos indescifrables junto a tus palabras huecas.
Y seca se queda el alma al encontrar la salida
del laberinto de versos que convertiste en mi vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: